Seguro que has oído esto: “olvidate de viajar ahora que tienes hijos”…

Seguro que has oído esto: “olvidate de viajar ahora que tienes hijos”…

Pocos mitos me molestan más que este en particular. Durante un periodo tan bonito como es la gestación de un hijo, o bien cuando tu retoño está contigo, siempre hay alguien que suelta un olvídate de viajar ahora que tienes hijos. Como si los niños vinieran con una restricción aduanera, por no levantar más de un palmo del suelo.

¿Qué decir ante tales comentarios…?

Ante tal comentario si has sido viajero, puede ser que te reafirmes en eso de…“si ya sabía yo, que tenía que haber esperado más”. También puede ocurrir que ese sueño aventurero que tenías en mente de recorrer un país exótico, acabe aquí con un ” bueno ahora ya para cuando crezcan” .

Realmente estos comentarios en la mayoría de los casos no están comprobados por quienes los dicen. Simplemente son automatismos que se transmiten como gotas de mercurio…

El arte de viajar en familia.

Viajar con niños no es igual, que cuando poníamos un dedo sobre el mapa y ya estaba el destino elegido. Pero tampoco es viajar con unas limitaciones más estresantes que el mero hecho de ser padre. Simplemente es un arte que se aprende.

La tribu worldschooling
Claro que se puede viajar en familia y con niños

¿Viajar con niños?

Ahí esta la cuestión, que con los hijos, llegan un montón de incertidumbres, miedos y un estado de alerta similar al de los tsunamis. Así que, si eres novato en esto, te encuentras a la expectativa de lo que el “nuevo” trae bajo el brazo y encima te avisan con la “frasecita”.

!Pues apaga y vámonos!…. No seré yo quien ponga a prueba la sabiduría popular. !No con mi hijo!

Y si ya estas experimentado en esto de criar y todavía no has viajado con tus hijos, una de dos, o no te interesa, cosa que es coherente o ya tienes la “frase” bien interiorizada sin ganas de enfrentarla.

Seguir leyéndo…

error: Content is protected !!